Conocer la naturaleza de los costes nos ayuda a tomar decisiones estratégicas ágiles y eficientes. Tipos de costes.

Compartir...

¡Hola bienvenido!

En este artículo, y antes de introducirnos en el apasionante mundo de los modelos de imputación de costes, me gustaría mencionar algunos de los diferentes costes que nos podemos encontrar en el día a día de nuestra labor de control de gestión y que deberemos tener presente en nuestra toma de decisiones.

Ya hemos hablado en el artículo publicado «Elaboración de un Mapa de costes» de costes directos e indirectos y de costes fijos y variables, dentro de éstos nos podemos encontrar en el desarrollo de nuestra actividad empresarial una gran variedad de costes dependiendo de nuestro modelo de negocio, dependiendo de si somos distribuidores, fabricantes, prestadores de  servicios, etc.

Mencionaré a groso modo alguno de ellos:

  • Coste total o completo: son todos aquellos costes que componen una producción o servicio.
  • Coste unitario: seria el coste total dividido por el número de unidades
  • Coste de producción: son aquellos que están relacionados con las actividades propias de producción o prestación de un servicio. Por ejemplo, el coste de la materia prima o mano de obra directa necesaria para la producción de un producto determinado.
  • Coste de no producción: son aquellos costes que no están relacionados directamente con las actividades de producción o prestación de servicio. Por ejemplo, los costes comerciales necesarios para la venta del producto o servicio.
  • Coste del producto: son aquellos costes que se activan, pasan al activo del balance como existencias a la espera de su venta, cuando ésta se produzca pasarán a gastos del periodo. Por ejemplo, las existencias de productos terminados, todos los costes necesarios para la producción de un determinado producto se contabilizarán como activo circulante en nuestro balance, pasando a ser un gasto del periodo cuando se produzca su venta.
  • Gasto del periodo: son aquellos que no se incluyen como mayor valor de las existencias y que son consumidos en el periodo donde se generan. Por ejemplo, el gasto de alquiler de nuestra planta u oficinas.
  • Costes históricos: son aquellos que hacen referencia a los costes del pasado. Por ejemplo, el salario ya pagado del director financiero de la empresa.
  • Costes estándar: son aquellos costes que utilizamos para elaborar nuestros presupuestos, costes futuros. Por ejemplo, calculamos el coste de un producto a través de la cantidad y precio que estimamos nos va a costar cada componente del producto.
  • Costes discrecionales: son aquellos en los que la empresa tiene más libertad para decidir si incurre en ellos o no. Por ejemplo, el coste que supone la formación del personal.
  • Costes no discrecionales: son aquellos en los que la empresa no tiene tanta libertad para decidir si incurrir en ellos o no, más bien está obligada a asumirlos. Por ejemplo, la mano de obra directa para la fabricación de un producto o prestación de un servicio.
  • Coste hundido: son aquellos costes que ya hemos asumidos y que no tienen ningún valor de mercado, es decir, no podemos vender a posteriori. Jamás podremos recuperarlos. Por ejemplo, una maquinaria que en el corto plazo se nos ha quedado obsoleta y que su venta en el mercado es imposible precisamente por esta obsolescencia, el coste asumido en su adquisición es un coste irrecuperable.
  • Coste diferencial: son aquellos que son exclusivos de una alternativa determinada. Por ejemplo, si estamos eligiendo entre dos alternativas de fabricación de dos productos totalmente diferentes, el coste de la mano de obra directa será diferencial para cada alternativa, ya que la mano de obra no es igual para un producto u otro.
  • Coste oportunidad: son aquellos costes en los que se incurre al dejar de obtener lo ofrecido por otra alternativa a la finalmente elegida. Por ejemplo, dejar de vender una determinada materia prima que tenemos en almacén para decidir fabricar el producto terminado, en la alternativa de fabricar el producto incluiríamos el coste de dejar de vender la materia prima, que sería los ingresos por su venta.

Estos son, a grandes rasgos, algunos de los costes que podemos encontrarnos en nuestros modelos de negocio, a medida que vayamos desgranando el mismo, podemos encontrarnos con numerosos costes más específicos que compondrán nuestra cuenta de resultados y balance de situación de nuestra empresa.

Algunos costes nos ayudarán a determinar el coste de producción de un determinado producto o servicio, otros nos ayudarán a tomar decisiones sobre diferentes alternativas, otros a conformar nuestra cuenta de resultado, etc. y por ello es importante detenernos en nuestra gestión para conocer su naturaleza y clasificarlos, para después tener una base de información que nos permita tomar decisiones de manera eficiente y eficaz.


Cuanto mejor tengamos detectado nuestros costes, sepamos su naturaleza y clasifiquemos adecuadamente, mejor capacitados estaremos para tomar decisiones estratégicas y de negocio de manera más rápida y eficiente.


En los diferentes libros y artículos de gestión económico-financiera podremos encontrarnos diferentes tipos de nomenclaturas a los mismos, pero su definición debe ser muy aproximada.

Por último y como siempre, ya sabéis, si os gusta, compartir, y si tenéis dudas, opiniones, aclaraciones o aportaciones al respecto, dejad un comentario y os responderé lo antes posible.

Que tengáis,      #muchapasionfinanciera

También te puede interesar:

+1

Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Miguel Angel García García.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  10dencehispahard S.L (cdmon), https://www.cdmon.com/es/contratos/aviso-legal-y-politica-de-privacidad-de-datos-20180525.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.